miércoles, 7 de septiembre de 2005

La primera vez (el debut)

El comienzo (mi primer contacto)
Es un desafío y una oportunidad, como toda primera vez.
Poder expresarse publicando para compartir pensamientos, vivencias, ensayos etc., fuera de los círculos normales de la vida cotidiana, es todo un desafío para un debutante. Un desafío para crecer interiormente (no importa la edad que tengas).
Como toda primera vez, la potencializa el deseo y la regula la duda; la duda de hacerlo bien y de agradar, aunque la vida, a los años te demuestra, que hasta las malas experiencias de debutante, si se toman como eso (experiencias) siempre sirven de guía para emprender un camino.
Estoy seguro de que en cada entrada se reflejará el estado de ánimo que me movilice a escribir sobre tal o cual cosa, pero lo cierto es que hoy el deseo de principiante ha superado a la duda.
Un buen momento afectivo, en familia y con amistades verdaderas, corrigiendo (no sin mucho esfuerzo y determinación) tendencias inciertas, me ha animado a compartir esta libertad de expresión.
Tener un hijo (cinco), plantar un árbol (varios), escribir un libro (ahora)
Compartir un deseo de acompañar, como me han acompañado y compartir aquí, ahora y en adelante, con la esperanza que, comunitaria, familiar y personalmente nos ayude a vivir autenticamente y en libertad.

Este primer contacto, como todo debut, es breve y tiene como intención compartir un comienzo y tomar fuerzas para continuarlo.

No hay comentarios.: