lunes, 5 de noviembre de 2007

Instrumento político

El obsceno e inmoral uso político de la palabra "paz"

Medio Oriente, la región más comprometida que involucra a todo el mundo.

Voy a usar citas de casi todas personas israelíes, personas preocupadas sinceramente por la paz. Una paz que no termina siquiera de pasar a ser algo tangible y si hablamos que han transcurrido sesenta años evidentemente, algo debe pasar para que esto no cristalice.

Hace unos días estaba leyendo a Amos Hoz en una entrevista "Siento por Israel, mi patria, una combinación de amor e ira" me quedé con una apreciación tan simple como profunda. "yo creo que el compromiso es vida y lo contrario de la vida es el fanatismo".

Al observar la escena en el tiempo, uno comprueba cuanta verdad hay en esa definición: se ve el producto de tanto fanatismo omnipotente y opresivo construyendo tanto deseo fanático de venganza. El entorno se extiende mas allá de dos pueblos comprometidos, involucra a muchas etnias autóctonas convertidas en carne de cañón por intereses foráneos de diversas índoles.

El desprecio por la vida (del otro) se ha convertido en algo normal, o mejor dicho nunca ha superado la fase tribal o primitiva (animal) del ser humano.

De un lado y del otro; ¿cuanto fanatismo existirá como para poder despreciar la propia vida en un atentado suicida por un lado y cuanto fanatismo existirá, por el otro, para "apretar y exprimir" de tal manera que se multipliquen esos resultados? El agazapado para la venganza y el controlador con su custodia, Michel Warschawski dice: "Ya no hay un estado israelí, hay una sociedad y hay un ejército".

Dentro de todo este cuadro, se me da a pensar solamente una cosa: compromiso, inteligencia o deseos de superar esta cuestión, casi nulos, contrapuestos con una cantidad de intereses adaptados a un neoliberalismo atroz que desprecia tanto o más al ser, que el comunismo más recalcitrante.

Todos estamos involucrados, por eso siempre pensé, que toda catalogación de izquierda o derecha era improcedente y efectivista, como los es también la cuestión religiosa de estos reclamos y antagonismos fratricidas, al fin y al cabo, la mayoría de los occidentales cristianos somos una consecuencia de Jesús, que era judío y hermanastros de los musulmanes por el primer hijo de Abraham.

Por eso la palabra paz utilizada por cualquiera de las dos partes dentro de este contexto me resulta inmoral y obscena.

En el mundo hay muchos tipos de muros, no solamente los físicos; la PAZ se me hace que es similar a la figura que describe M. Warschawski: "Derribadora de muros y constructora de puentes"

jueves, 18 de octubre de 2007

Una sana costumbre

Amigos

Cada tanto, no importando por qué o coincidiendo con algún acontecimiento u ocurrencia nos juntamos para pasarla bien y hablar de lo que nos pasa y de "bueyes perdidos".

Cuando coincidimos con nuestras familias, nuestras mujeres suelen decir que siempre recordamos lo mismo y que ellas ya lo saben de memoria pero todo funciona como para cargar pilas y no olvidarse de lo que significa la palabra afecto.

Yo lo firmo… en nuestro caso nos da muchos y buenos resultados.

Nos conocemos desde hace algún tiempo, el 90% desde la escuela secundaria (van casi 40 años) inclusive con alguno desde la primaria y entre nuestra afinidad casi nada ha cambiado, salvo la apariencia externa, sobre todo cargada de kilos, en canas o bastante calva.

No siempre somos los mismos, porque no todos vivimos en esta ciudad ni en el país; aunque siempre sabemos que estamos y que nos correspondemos.

Este grupo (lo hemos hablado con Alberto) tiene algo de "perro verde ": hace dos años y medio, a la visita de Eduardo, que vive en España, si no recuerdo mal nos juntamos seis matrimonios a celebrar el acontecimiento en un restaurant; contabilizábamos entre todos 25 hijos y casi ninguna separación.

Nos juntamos cuando podemos, no nos condiciona ninguna fecha en especial, la pasamos bien y nos hace muy bien, por eso reflexiono que es "una sana costumbre".


domingo, 2 de septiembre de 2007

Nada, ni nadie

Se dice que uno se encarna en sus dichos y que a fuerza de repetirse ciertas consignas, estas se traslucen en los actos que realizamos en cada día y en cada momento de nuestras vidas.

Hace algún tiempo he recuperado un ejercicio que tenía relegado, tristemente olvidado en algún rincón de mí ser; situación producto de los cascotazos que nos da la vida casi siempre generados por el 99 por ciento de negligencias propias.

He vuelto a mirar el entorno, a vivir la familia, a los amigos, a prestar atención a la naturaleza y ¡ho! Felicidad, a sorprenderme todos los días con matices distintos.

He vuelto a sacar fotos y a observar en ellas lo que en la realidad vi.




Por eso digo y repito…que nada ni nadie, me aleje de este ejercicio.

lunes, 20 de agosto de 2007

Noche clara

En una noche clara se pueden hacer tomas como esta

Cuarto creciente de julio
Como dicen los españoles: pincha en la foto para verla en tamaño original, se pueden observar los cráteres y las machas claramente.

miércoles, 15 de agosto de 2007

Pequeño valle, en invierno

El sereno encanto de un día gris




Una escapada en el día de ayer con Esteban el menor de mis cinco hijos, al pequeño valle que se halla a unos 3000 metros de casa, buscando a Nerón nuestro boxer de 16 meses, que había salido a visitar a sus amigos del barrio.

Un halcón vigilaba desde lo alto

Esteban (9 años)

Nerón (alias Toto)

Sobre la estupidez del poder

Transcribo este artículo porque coincido totalmente con él y porque está escrito y traducido de una manera simple, con mucho respeto por el lector.

Creo también que explica claramente lo que uno viene observando de la grave situación de Medio Oriente.


La inutilidad de retrasar lo inevitable
Por Nicholas D. Kristof
De The New York Times
Miércoles 15 de agosto de 2007 | Publicado en la Edición impresa del diario La Nación de Argentina
NUEVA YORK.- Mientras batallamos para irnos de Irak, es útil examinar cómo manejó la Unión Soviética una posición similar en los años 80. Deberíamos hacer todo lo contrario.

En 1979, los soviéticos invadieron Afganistán por culpa de una falla de inteligencia análoga a la nuestra en Irak: creyeron que su gobierno títere en Kabul estaba a punto de cambiar lealtades hacia Estados Unidos.

Para 1986, los soviéticos querían terminar la guerra afgana e intentaron algunos de los mismos enfoques que nosotros hemos intentado o sobre los que hemos hablado: una nueva Constitución, un líder nuevo, una política de "reconciliación nacional". Todo esto les funcionó tan bien a ellos como nos ha funcionado a nosotros.

Muchos soviéticos sólo querían cortar por lo sano e irse. Sin embargo, otros funcionarios presentaron contraargumentos que pueden sonar conocidos. Si nos vamos, destruiremos nuestra influencia en todo el mundo durante una generación, el país se vendrá abajo, habrá un baño de sangre que se centrará en nuestros amigos y extremistas musulmanes llegarán al poder, así que es mejor combatirlos allá que de nuestro lado de la frontera.

Se trataba de argumentos serios, y había verdad en ellos. Una vez que los soviéticos se fueron, poniendo fin a lo que Izvestia llamó "la herida que no sanará", Afganistán desembocó en una guerra civil que fue incluso peor que la anterior.

No obstante, en retrospectiva, también está claro que soviéticos y afganos por igual habrían estado muchísimo mejor si la URSS se hubiese retirado a tiempo. Haber vacilado sólo retrasó lo inevitable, incrementó las bajas propias y les otorgó poder a los enemigos. Esa es una lección que deberíamos aprender.

El general norteamericano David Petraeus está haciendo un trabajo excelente, pero con el aumento de tropas no se busca que las calles sean seguras. Más bien, el objetivo es crear un espacio político para la reconciliación. En ese sentido, se ha fracasado.

Incluso en el interior del gobierno de Bush, todo el mundo parece reconocer que el primer ministro Nouri Kamal al-Maliki es incapaz de lograr tal reconciliación. Se habla de una sustitución, pero ya intentamos eso en Vietnam, en 1963, y también lo hicieron los soviéticos en Afganistán.

No arrastremos las cosas como lo hicieron los soviéticos en los 80. Mejor hagamos de tripas corazón, como hizo Mikhail Gorbachov en 1987, y anunciemos que nos dirigimos hacia la salida.

Existe, sin embargo, un buen argumento para mantener un batallón en Kurdistán: por un lado, a los kurdos les encantaría que nos quedáramos; por el otro, nuestra presencia reduciría el riesgo de una guerra entre kurdos y turcos. Más aún, a cambio de quedarnos, podríamos extraerles concesiones a los kurdos que ayudarían a reducir el riesgo de una guerra en Kirkuk. Algunos expertos también aconsejan la conservación de bases en el oeste o en el sur de Irak. Sin embargo, hoy nuestra presencia en esas regiones sólo sirve para darle poder a Moqtada al-Sadr y convertirlo en el político más poderoso de Irak.

Mejor hagamos todos los esfuerzos posibles por ayudar a Jordania, que se ha desestabilizado enormemente debido a la entrada de iraquíes en el país. Por razones tanto humanitarias como estratégicas, deberíamos asegurarnos de que los niños iraquíes refugiados reciban educación y de que Jordania no se venga abajo.

Se habla mucho de dividir a Irak para reducir la violencia, y eso es algo que ya está sucediendo. Una vez que nos hayamos ido, esa división de facto será un paso crucial para evitar un genocidio. Pero abrazar la división sería desastroso para nosotros: pasaríamos a ser los que desmembraron un país árabe para robarle su petróleo y debilitarlo en favor de Israel.

Otro paso esencial es trabajar de forma más cercana con los vecinos de Irak, incluidos aquellos países que no nos gustan, como Irán y Siria. Estas naciones tienen tanto interés en un Irak estable como lo tenemos nosotros. En el momento en que Irán cargue con la responsabilidad de administrar el sur de Irak, también se arriesgará a tener inestabilidad en su régimen despótico.

Necesitamos seguir empujando para avanzar en la paz palestino-israelí y en la sirio-israelí. En Medio Oriente, hay dividendos para recoger tan sólo por tratar de lograr la paz, aun si fallan nuestros esfuerzos, y eso debería ser parte de nuestra estrategia para la recuperación de Irak.

A fin de cuentas, sólo tenemos cierta cantidad de dinero y cierta cantidad de energía. Una opción es continuar invirtiendo 10.000 millones de dólares por mes e incontables muertes en Irak, con la esperanza de que en algún momento, de alguna manera, nuestra suerte cambie. O podemos dedicar esas cantidades de dinero a mejorar nuestro sistema de salud y los programas humanitarios que hay alrededor del mundo. Porque, a la larga, el mejor camino para combatir a la jihad a nivel mundial no es tirar bombas, sino construir escuelas.

jueves, 12 de julio de 2007

Frio, mucho frio

Este es un invierno especialmente frío, sin temor a equivocarme lleva 42 heladas seguidas y va por más.
En este momento está haciendo 6 grados bajo cero.
Algunos caprichos de las gotas, nos muestran su encanto

martes, 26 de junio de 2007

Dios no tiene la culpa

Hay cosas que se van expresando y que lógicamente uno va incorporando a una razón personal de pareceres y en lo que se refiere a las relaciones humanas de cualquier tipo creo que es lo que se debe hacer.

Atender o abordar esas relaciones desde lo secular, aunque se profese alguna fe, es a mí entender condición indispensable para el entendimiento en la mayoría de las situaciones. Las relaciones no pueden comenzarse con antagonismos y para estos casos las religiones son un escollo.

Lo que en todo caso debería ayudar a la cordura y a una simplificación de la comprensión debido a las pretendidas elevaciones de espíritu que generarían tales religiones, se convierten en apasionamientos irreductibles originados por el miedo y la pobreza de ese mismo espíritu.

Es cierto y uno lo comprueba paso a paso, que no hay ninguna diferencia entre una buena persona atea o agnóstica con un buen creyente y quizá, por no decir seguramente, tendremos mucha más maldad y cinismo en un mal creyente o en un mal ateo (que es otra religión), que en un agnóstico.

Los deseos de libertad y trascendencia inherentes a la humanidad se rigen por una moral que también le es propia, en la que intervendrá una ética que nos hará diferenciar de cualquier conducta animal.

El juicio moral personal, tutelará desde el paso al uso de la razón, todas las acciones y relaciones, y nuestra educación y conducta hablarán por si solas; SOMOS IMPERFECTOS y para todos los que nos consideremos creyentes de algún Dios creo que no debemos involucrarlo en esto, tenemos la libertad y de nuestros errores no podemos hacerlo responsable.

domingo, 17 de junio de 2007

Hoy es el día

Si, hoy 17 de junio es el día del PADRE.
Un saludo a todos los padres, a los que ejercen esa condición y a los que no siendo o no pudiendo ser, tienen alma de padres.

En realidad son dos días, hoy también previo ordenamiento y recomendaciones a los chicos en el cuidado de la casa, partimos a unas mini vacaciones. Tratamos de dejar todo mas o menos ordenado para que se les hagan las cosas más fáciles, pero seguramente hay recomendaciones de más, ellos perfectamente se manejan solos.

Familia un abrazo a todos..., nos vemos en unos días

viernes, 15 de junio de 2007

Vacaciones… con expectativas

Desde el lunes 10 de junio estamos de vacaciones, unas esperadas y necesarias vacaciones. Veintiún días para desenchufarse y pensar en nada y en uno.

Recuerdo todavía lo bien que lo pasamos el año pasado en Villa Carlos Paz. Una semana de puro desconectarse luego de cinco años y medio (5 1/2), si digo bien, cinco y medio sin francos ni días feriados ni vacaciones. No me quejo, porque era algo asumido, pero que falta hace un buen descanso.

También recuerdo que viajar para las vacaciones o para un ¡detente!, hace tiempo que no lo hacíamos, (Caribe, Río de Janeiro) el último a Uruguay, también por un regalo de Jorge y Olga en el año 1986, y no lo habíamos pensado o contemplado. Todo llegó por otro regalo que nos hizo mi sobrino Mariano; dos pasajes a las sierras de Córdoba. Contamos las chirolas, vimos la posibilidad, lo charlamos en familia y nos decidimos, llevamos con notros a Esteban el más pequeño y partimos 7 días en un tour.

Nos salió tan bien que nos animó a programar uno para este año a otro destino pero usando el mismo sistema. Dejaríamos para el viaje la semana del medio, una semana para terminar de organizarse, una semana para el viaje y una semana para organizarse pero esta vez para comenzar a trabajar nuevamente.

A favor de los austeros ahorros que pudimos hacer en el año, gracias a algún ajuste pequeño de sueldos hoy tenemos todo organizado y estamos listos para partir.

A pesar de haber viajado a lugares hermosos, el lugar elegido no es un lugar cualquiera, vamos a visitar por primera vez en nuestras vidas a una de las maravillas naturales del mundo: a las "Cataratas del Iguazú". Por ello se me ha generado una expectativa diferente que la de cualquier otro viaje y creo que no es para menos, nos espera poder apreciar una buena parte de la inmensidad de la naturaleza en todo su esplendor.

Dentro del recorrido visitaremos las ruinas de San Ignacio, otro eslabón de historia, que al estudiarlo y comprenderlo uno se da cuenta de parte de el por qué y el cómo estamos.

Voy a tratar, no solamente de disfrutar el viaje, sino también vivirlo, comprenderlo y atesorarlo no solo personalmente, sino también en imágenes; algunas seguramente adicionaré a este blog.

jueves, 14 de junio de 2007

¿Utopía de un bombero?

A los veinte años incendiario, a los cuarenta bombero.

Que sencillo y cierto este dicho popular: ¿qué habrá ocurrido en mi mente para que se produzca este cambio sin resistencia alguna?

A mí, que me gustaba jugar a los soldados con mis primos, que coleccionaba soldaditos de plomo, que había guardado las mecánica popular, de mi padre, de los años 40 (todas con materiales de guerra), que tenía una colección de fotos de aviones de combate americanos, que casi odiaba a los rusos, que me alegré enormemente por el triunfo israelí en el 67, que a mi egreso del secundario opté por ingresar a la aeronáutica militar; estimo que fue cuando me pregunté el ¿Por qué?, y creo que ahí comenzó todo este proceso.

En eso tienen que ver casi todos mis maestros en la cuestión del discernimiento y por supuesto mi familia con su historia en las espaldas.

¿Por que la guerra, que sentido tiene?, seguramente ninguno, solamente intereses y/o fanatismos religiosos.

¿Puede haber algo más siniestro que eso? y no hablo solamente de la guerra tradicional hablo de muchos tipos de guerra, las de los barrios, la de los "narco", la de las fracciones políticas, las económicas, etc., etc.: es decir todo aquello que produce muerte efectiva e instaura muerte latente en un entorno de gente inocente cuyo único pecado es vivir en el terreno de los hechos.

Hace un poco más de 35 años que comenzó este proceso de rechazo que fue formando cada vez más profundamente estas convicciones y la búsqueda ha sido casi desde ese entonces una herramienta, que con la resistencia y la esperanza (como expreso en un post anterior), han tutelado mi existencia.

Jean Guitton dice muy claramente algo que se puede aplicar en todos las etapas de nuestras vidas y a todas nuestras tareas: "mientras más se busca más se encuentra, por el contrario, cuando se deja de buscar, más se pierde lo que se había encontrado".

La estupidez humana, la estupidez de los intereses, la estupidez de la indiferencia, la estupidez de lo que solamente me interesa sin mirar para el costado, es el detonante para esta carrera de guerras, guerritas y más guerras que terminan siempre en lo mismo y en lo que la humanidad recae una y otra vez.

¿Por qué los extremos siempre prevalecen sobre la sensatez? Nada es viable dentro esos regímenes: ni comunismo, ni marxismo, ni liberalismo, ni neo liberalismo; los primeros directamente anulan a las democracias y los segundos las condicionan.

La educación, esa palabra que acompaña a esta definición, "educación es liberación", es la esperanza de poder contrarrestar toda esta marea de desaciertos y hay un solo lugar de donde empezar y es por uno mismo, apagando el incendio interior.

Esa es una de mis convicciones.

miércoles, 13 de junio de 2007

Mis fotos: Elsa, Mariana, Josefina, Julia y Gastón (año 1987)

Mi esposa...el bastón de mi vida


Mariana, mi primer hija

Josefina , mi primer sobrina

Gastón, Josefina y Julia mi ahijada

Gastón, mi primer varón

En la figura de ellos, para ellos y a toda mi familia mis convicciones

viernes, 1 de junio de 2007

Un Cambio significativo

Un cambio es todo un desafío y para poder superarlo voy a tener que aceptarlo, que más a mi edad de 55 años cumplidos, como se decía antes.

Hace como seis meses lo decidí y de ahí en más he trabajado para ello.

Mi gusto por la fotografía nació hace bastante tiempo y se desarrolló casi paralelamente con mi familia. Este gusto pienso que fue generado por el deseo de atesorar y por la torpeza primitiva de mis dibujos, deseos de atesorar que seguramente nacieron de observar la belleza traducida en imágenes dibujadas, aerografiadas o talladas por mi primo hermano Carlos. Elsa mi señora y luego mis hijos pueden dar fe de las limitaciones que tengo en ese sentido.

Desde la humilde cámara Kodak de lente fijo hasta la Contax réflex de 35 mm con lentes Carl Zeiss, incluyendo a una Yashica 6x6 más un pequeño y austero laboratorio de blanco y negro armado dentro de una cámara frigorífica en desuso dentro de un galpón de "Los Cerrillos", hubo casi toda una vida.

Desde nuestra época de novios hasta hoy, 29 años de casados con cinco hijos de por medio, muchos recuerdos atesorados pero también con alguna extensa discontinuidad como lo fueron los últimos quince años, con muchas intermitencias y pocas fotos. Desde el aluvión de imágenes de la familia en general y de mí primera hija Mariana, pasando por unas cuantas de Gastón y Josefina (mi sobrina), algunas pocas de Agustina y Gabriela (las mellis) o de Julia y Mariano (sobrinos) y hasta las insuficientes de Esteban el último de la lista, fue todo un proceso.

Problemas laborales y de ingresos suficientes como para sostener este hobby minaban los deseos de realizar alguna toma. El tiempo necesario para no chapucear era muy escaso y ese era otro impedimento. Recuerdo que la última producción familiar de fotos, fue en ocasión de nuestro viaje a Uruguay por regalo de Jorge y Olga, (por siempre agradecido a ellos) y que nunca pudimos ver; equipo y fotos extraviados en un taxi…una verdadera pérdida.

Hace dos años que vengo haciendo experiencias con el sistema digital que verdaderamente me resultaba cómodo pero que no me terminaba de convencer o mejor dicho no estaba comprendiendo bien el adelanto. Los fotógrafos amigos me decían, "todavía no es lo mismo", "al sistema digital le falta un poco" pero al final me decidí. Archivé la vieja ampliadora, las bandejas, los broches, los papeles, los carreteles etc., etc., etc. y al equipo 35 mm lo dejé como en espera o mejor dicho a mano por si acaso.

Comencé al revés; primeramente acondicioné la computadora e incorporé el Photoshop. Mientras me iba familiarizando con el programa y agregaba algunos gestionadores de álbumes me decidí por la impresora, es decir completé el equipo de "revelado e impresión" digital antes que comprar la cámara.

Casi, tengo decidida la compra, he hecho algunos ahorros y solo falta elegir el modelo, por ahora me manejo con alguna prestada y voy despertando y ajustando a las nuevas, casi completamente nuevas e inimaginables posibilidades digitales, en cuanto me decida se los comento…creo que falta muy poco.

Para acompañar adjunto algunas de las viejas fotos, casi las más viejas.


lunes, 28 de mayo de 2007

Caras y caretas


Caras y caretas, si, como la revista, (quizá alguno se acuerde) así se muestran los gobiernos o los poderosos de turno, sin distingo político y por consiguiente sus seguidores. Siempre están mutando e inventando razones, nunca mostrarán las verdaderas intenciones.
Un párrafo del artículo de opinión, de Mario Vargas Llosa editado hache muy pocos días por LNOL, me fortalece en este parecer: "Democrático o autoritario, el poder funciona siempre dentro de unas coordenadas en las que razones de actualidad, patriotismo, oportunidad, ideología o fe ofuscan a menudo el juicio y pueden desnaturalizar la verdad. El patriotismo, por ejemplo, es riesgoso en términos científicos, porque, como dijo Borges, dentro de él "sólo se toleran afirmaciones".
Ejemplos tenemos todos los días, de derecha, de izquierda, totalitarios, fundamentalistas e incluyendo a los democráticos; en todos, "las verdades oficiales son rasgo característico de las sociedades autoritarias".
¿Por que pasa eso en las sociedades democráticas? Por estructura política eso no debería suceder, pero ocurre que en mayor o en menor medida son todas imperfectas y dejan resquicio para esas manipulaciones de poder.
No se puede ser democrático para dentro y no serlo para fuera. El instinto colonialista del poder, no se demuestra solamente por conquistas de tierras, (casi inútiles en estos tiempos) se canaliza por un estado generalizado de injerencia; provocar la dependencia monetaria y la oscura usurpación de recursos condicionados por una discriminatoria obligación de liberalización, concluyendo con las más cruentas, como lo son las intervenciones militares y las económicas.
Por ahora las democracias no han logrado contrarrestar convenientemente las desviaciones del poder generado en las economías de mercado, adoptadas por casi todos los gobiernos. Ese poder centraliza su lobby con la concentración y ostentación manipuladora de noticias que significa tanto "combo" de empresas informativas en manos de unos pocos. El resultado es "la historia oficial", la historia del que gana, si exactamente así, del que gana como si se tratara de un deporte.
La educación es liberación y eso es lo que puede controlar y revertir ciertas situaciones de imposición y dependencia, pero sucede que a la educación y a la calidad e vida se la han "confundido" con instrucción y confort, produciendo una componenda que promueve hastío y desinterés con la consiguiente falta de responsabilidad social.
Las sociedades democráticas demoran sus acciones, actúan más por necesidad y urgencia que por construcción y previsión. Estas sociedades "democráticas" actúan, tarde, pero actúan, como sucedió con la guerra de Vietnam y como ocurrirá con esta cínica acción en Irak entre tantas otras.
De la otra punta, del lado de sociedades totalitaristas comunistas o fundamentalistas los controles, por parte del pueblo, son por ahora impensables y menos de que se ejecuten de una forma incruenta; a uno le cuesta imaginar la situación real de esos pueblos oprimidos.
Será deber del concierto de sociedades, "tildadas de superiores", tutorar o mejor dicho controlar ciertas acciones tratando de no convertir esas acciones en injerencias respetando la autodeterminación de los pueblos.
También será deber nuestro accionar para remover las caretas y dejar ver las intenciones ocultas, de las desviaciones de turno, que al final comprometen la seguridad de nuestros pueblos.



martes, 8 de mayo de 2007

Un nuevo intento

Escribir un libro siempre fue y es una materia pendiente para mí. Es algo que veía muy lejos hace unos años por diferentes motivos.

No residir en una metrópoli era uno de los principales motivos. Vivir en las afueras de una mediana ciudad con costumbres de pueblo de 100.000 habitantes en la que funcionan dos periódicos y medio, logísticamente no me daba muchas esperanzas, más aún habiendo vivido a la distancia los inconvenientes para conseguir una edición limitada del "libro de su vida" de mi amigo Eduardo, a pesar de trabajar para una importante editorial de Madrid.

Mis ocupaciones y el no estar involucrado en ninguna actividad literaria completaban el impedimento, dándole a esa materia pendiente el carácter de un sueño.

Hace un poco más de un año la aparición de los blogs más la posibilidad de acceder a Internet con más facilidad comenzaron a entusiasmarme y me animé a armar una austera publicación en Blogger. ¿Sería el paso previo a un libro? …no sé, Dios dirá.

Unas pocas entradas y el primer inconveniente serio. Una dificultad en la viabilidad de la conexión, la imposibilidad de conseguir otra línea telefónica, (no es negocio, no hay obras…no hay teléfono) resultado, suspendida la tímida e incipiente publicación.

Casi había desistido o en el mejor de los casos lo había dejado para bastante más adelante. Esa materia pendiente, seguía siendo un sueño.

Hace mas o menos dos meses que he obtenido una conexión a Internet viable y no me había dado cuenta que se habían renovado las posibilidades.

Abro el blog, lo veo intacto; observo actualizaciones en el servicio de Google, me puse contento y me agitaron las ganas.

Al comienzo de este mes se ha conmemorado el día Internacional de la Libertad de Prensa y me acuerdo de los motivos interiores que originaron el blog que expreso debajo del título.

Ante la ostentación manipuladora de noticias que significa tanto "combo" de empresas informativas en manos de unos pocos, me dije; ¡bienvenida sea esta posibilidad! ¡bienvenido Internet, bienvenida la Web, bienvenido el Blog! Se puede recuperar la esencia de la noticia que pregonaba Albert Camus: "que esté al servicio de quienes padecen la historia, no al servicio de quienes la escriben".

Todo se ha equilibrado, todo es más democrático, hay muchas campanas que disienten con las opiniones del los grandes intereses manipuladas desde los multi-medios. Hasta la vida cotidiana, esa que no se ve reflejada porque no vende, puede ser noticia y ayudar comunitariamente.

Ya unos cuantos no pueden alegar, si quieren opinar, no lo vi o no lo sabía. Este contrapeso es casi universal y va a seguir avanzando y saben qué…por más que le duela a unos cuantos.

Y pensé…en el mes en que se conmemoró el día de la Libertad de Prensa ¡es una buena excusa para intentar de nuevo!