viernes, 15 de junio de 2007

Vacaciones… con expectativas

Desde el lunes 10 de junio estamos de vacaciones, unas esperadas y necesarias vacaciones. Veintiún días para desenchufarse y pensar en nada y en uno.

Recuerdo todavía lo bien que lo pasamos el año pasado en Villa Carlos Paz. Una semana de puro desconectarse luego de cinco años y medio (5 1/2), si digo bien, cinco y medio sin francos ni días feriados ni vacaciones. No me quejo, porque era algo asumido, pero que falta hace un buen descanso.

También recuerdo que viajar para las vacaciones o para un ¡detente!, hace tiempo que no lo hacíamos, (Caribe, Río de Janeiro) el último a Uruguay, también por un regalo de Jorge y Olga en el año 1986, y no lo habíamos pensado o contemplado. Todo llegó por otro regalo que nos hizo mi sobrino Mariano; dos pasajes a las sierras de Córdoba. Contamos las chirolas, vimos la posibilidad, lo charlamos en familia y nos decidimos, llevamos con notros a Esteban el más pequeño y partimos 7 días en un tour.

Nos salió tan bien que nos animó a programar uno para este año a otro destino pero usando el mismo sistema. Dejaríamos para el viaje la semana del medio, una semana para terminar de organizarse, una semana para el viaje y una semana para organizarse pero esta vez para comenzar a trabajar nuevamente.

A favor de los austeros ahorros que pudimos hacer en el año, gracias a algún ajuste pequeño de sueldos hoy tenemos todo organizado y estamos listos para partir.

A pesar de haber viajado a lugares hermosos, el lugar elegido no es un lugar cualquiera, vamos a visitar por primera vez en nuestras vidas a una de las maravillas naturales del mundo: a las "Cataratas del Iguazú". Por ello se me ha generado una expectativa diferente que la de cualquier otro viaje y creo que no es para menos, nos espera poder apreciar una buena parte de la inmensidad de la naturaleza en todo su esplendor.

Dentro del recorrido visitaremos las ruinas de San Ignacio, otro eslabón de historia, que al estudiarlo y comprenderlo uno se da cuenta de parte de el por qué y el cómo estamos.

Voy a tratar, no solamente de disfrutar el viaje, sino también vivirlo, comprenderlo y atesorarlo no solo personalmente, sino también en imágenes; algunas seguramente adicionaré a este blog.

No hay comentarios.: