miércoles, 15 de agosto de 2007

Pequeño valle, en invierno

El sereno encanto de un día gris




Una escapada en el día de ayer con Esteban el menor de mis cinco hijos, al pequeño valle que se halla a unos 3000 metros de casa, buscando a Nerón nuestro boxer de 16 meses, que había salido a visitar a sus amigos del barrio.

Un halcón vigilaba desde lo alto

Esteban (9 años)

Nerón (alias Toto)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ud. es un fenomeno, Franchese! Metale pa'delante! Estos dias estoy un poco corto de tiempo pero no podia no pasar a mirar lo que hace... FELICITACIONES!

Anónimo dijo...

Muy bueno, que paz hermanito, maravilloso, Juan

il Franchese dijo...

Hola Juanjo, hermano del alma.
Te comento, en esa tarde había algo especial en el ambiente.
La tranquilidad y la paz se reflejaba en el ave a la que yo le puse halcón.
Estaba posada en la cruz (no se aprecia bien en la foto) que está en la cima del pequeño cerro y que nos dejó aproximarnos bastante.
Luego viendo bien la foto creemos que es un tipo águila que ha comenzado a anidar aquí en la zona.
Cuando los expertos de fauna me pasen bien las características, las subo al blog.
Un gran abrazo