miércoles, 30 de abril de 2008

Otoño

Aunque todas tienen su encanto, es particularmente la época del año que más me gusta. La más calma, la más predecible, la más acogedora. Cielos claros y ambiente calmo acompañando a la naturaleza hacia su letargo invernal.


Los árboles comienzan a cambiar el color de su vestimenta, la profundidad del bosque se aclara dando paso los distintos tonos de verdes a los amarillos brillantes y a una múltiple gama de ocres.









Las primeras heladas terminan de sazonar los granos para las últimas cosechas de la temporada y disfrutaremos de los últimos días para poder regalarnos unos buenos almuerzos campestres al aire libre (parrilla o asadores mediante).






Creo que es un buen ejercicio animarse a vivir todos los momentos. Reconocer el presente y descubrirlo a cada instante en el entorno natural que nos rodea es algo que revive ciertas convicciones; en ronda slow de amigos ya lo hemos considerado y es un tema, que requerirá alguna referencia más extensa…”confort, no necesariamente significa calidad de vida”, es más me animo a pensar que no es condición absoluta para lograrla y vivirla intensamente.







Comenzar el día luego de un buen descanso y observar lo que la naturaleza nos regala gratuitamente es un buen comienzo de jornada.


domingo, 20 de abril de 2008

Cosas que suceden

Por diversos motivos muchas veces coincidimos con otras personas por lo que nos gusta o intentamos hacer fuera de nuestros ámbitos laborales y de nuestra vida cotidiana. Como es el resultado de algo que lo hacemos desde el ocio creador, sin buscar un interés basado en réditos monetarios, es auténtico y nos ayuda a crecer como personas.

Miro a nuestras vidas y a nuestro entorno y me pongo a pensar ¡la cantidad de vivencias que nos estamos perdiendo! ¿Qué beneficios nos reporta conducirnos a la defensiva como ocurre en lo cotidiano?, si hasta lo hemos trasladado dentro de nuestras casas.

Una simple anécdota, me ha devuelto un ayuda memoria, para desempolvar ciertas certezas que a veces la sociedad actual, (devenida en jungla), habían hecho vacilar y no pocas veces archivar con intenciones de olvido. Siempre o mejor dicho casi siempre, he tratado de conducirme hacia el prójimo sin poner ningún obstáculo, ellos (los obstáculos) normalmente llegan después con las diferencias lógicas de educación (no de instrucción) y de reciprocidad.

A partir de un austero intento de participación con opinión en LNOL, en muy poco tiempo, fue a la primera oportunidad, se realizó un encuentro y diría casi a ciegas. Primó la buena voluntad y una intuición favorable superando al recelo generado por los temas que abordábamos en el foro de Panorama Internacional del diario. No importó en ningún momento las diferencias de edades, ni las realidades económicas personales, todo lo superó sin proponérnoslo el sentido común con una buena dosis de interés societario.

000, es un argentino que hace bastante tiempo trabaja en Italia y que se desplaza por el viejo continente con bastante asiduidad. Desde allí, internet mediante, lanzó una propuesta de encuentro asado mediante. Ocho meses después, sumándole 350 kilómetros, en micro, para llegar a nuestro pago chico, nos regalamos un buen asado con la presencia de mi familia al medio día, un poco de turismo por la tarde, desplazándonos con mi viejo falcon 68 y por la noche, contando con la compañía de mi buen amigo Brut-Natur, unas buenas cervezas artesanales estiraron la plática hasta la hora exacta de la vuelta de 000 a la capital. Nos regalamos casi sin darnos cuenta los beneficios de un poco de cultura Slow.

No es este el verdadero resultado de este encuentro-coincidencia facilitado por la herramienta cibernética; tres personas reunidas pueden no significar tanto, en la lista hay gente que por diversos motivos no ha podido asistir y que sin temor a equivocarme puedo señalar como amistades.

Es el caso de Rosario-JC, Agrónomo, Miguel2, Brut Natur y carlflores entre otros.

Este año volveremos a repetir la experiencia con el deseo íntimo de reunirlos a todos y al que quiera sumarse a esta propuesta. Será en octubre próximo y la fecha que resulte será seguramente un ¡Feriado Nacional!


lunes, 14 de abril de 2008

Globalizados

Y… sí; este síntoma, que más que síntoma es una enfermedad que pareciera estar diseminada por todo el mundo.

Globalizados en la mediocridad y en el facilismo. Mediocres instituciones, mediocres políticas, mediocres padres, mediocre justicia.

Todo el mundo está sumido en una gran confusión y lo que tendría que mostrarse en general solo se puede rescatar en casos aislados. No son muchas las comunidades que están tratando verdaderamente de superarse y de caminar ordenadamente.

¡Hay de nuestro país!... Ideológicamente no hablemos de la estupidez del comunismo ni del colonialismo, hablemos de los antagonismos presentes; yo me pregunto ¿cuánto de democracia contiene este progresismo y cuánto de democracia contiene este liberalismo? Y no hablemos de las formas neo, porque en lugar de corregir, han ahondado la separación a la forma que dicen defender (democráticamente hablando).

Políticamente, no existe calidad, no existen dirigentes capaces de establecer una política de estado y no existe una verdadera lectura de las necesidades. La mayoría de las instituciones han dejado el camino de su propio mejoramiento para convertirse en contenedoras de pensamientos estancos con la sola intención de obtener una remuneración con el menor esfuerzo posible. Eso si, toda esa "melange" burócrata destinada al solo fin de conseguir votantes para poder gobernar desde la decisión de unos pocos.

Como personas, nos hemos olvidado del otro, no lo vemos. Nos hemos olvidado tanto que hablamos de libertad sin pensar que hay otra persona al lado. Hay un concepto de libertad tan equivocado que lo pensamos como si fuéramos un solo ente y los demás no existieran. Lamentablemente estamos enseñando eso. Por eso cuando digo mas arriba "mediocres padres" y no menciono FAMILIA, es porque estamos así; la madre por un lado, el padre por el otro y en el medio el "futuro" (nuestros hijos) a la deriva. El mundo comienza por la convivencia de "dos" y se construye con el esfuerzo de todos.

Y por último, la Justicia, esa que se erige y que nos cuestiona como si fuera la gran rectora, está completamente ausente. Está tan ausente que deja confundir precisamente a la palabra justicia con la palabra venganza, está tan contaminada de mentira que confunde normas con permisivismo, está tan engreída que no se da cuenta que ha institucionalizado la inseguridad jurídica.

Se ha trabajado al revés, se destruyó desde los intereses en vez de construir desde las necesidades.

Siempre me gustaron los artículos cortos y precisos. La entrevista al publicista milanés Oliviero Toscani, de 66 años, publicada por el diario "El País" (España), "Moriremos vestidos a la última moda, pero idiotas", es una foto de los problemas de nuestra sociedad.

¿Qué diferencia le asiste con lo que nos pasa a nosotros aquí en nuestra querida Argentina?

Si, seguramente que no todas las sociedades estarán comprometidas de igual manera en este estancamiento, seguramente algunos mucho más que otros pero también es seguro que estamos globalizados en este problema.