domingo, 20 de abril de 2008

Cosas que suceden

Por diversos motivos muchas veces coincidimos con otras personas por lo que nos gusta o intentamos hacer fuera de nuestros ámbitos laborales y de nuestra vida cotidiana. Como es el resultado de algo que lo hacemos desde el ocio creador, sin buscar un interés basado en réditos monetarios, es auténtico y nos ayuda a crecer como personas.

Miro a nuestras vidas y a nuestro entorno y me pongo a pensar ¡la cantidad de vivencias que nos estamos perdiendo! ¿Qué beneficios nos reporta conducirnos a la defensiva como ocurre en lo cotidiano?, si hasta lo hemos trasladado dentro de nuestras casas.

Una simple anécdota, me ha devuelto un ayuda memoria, para desempolvar ciertas certezas que a veces la sociedad actual, (devenida en jungla), habían hecho vacilar y no pocas veces archivar con intenciones de olvido. Siempre o mejor dicho casi siempre, he tratado de conducirme hacia el prójimo sin poner ningún obstáculo, ellos (los obstáculos) normalmente llegan después con las diferencias lógicas de educación (no de instrucción) y de reciprocidad.

A partir de un austero intento de participación con opinión en LNOL, en muy poco tiempo, fue a la primera oportunidad, se realizó un encuentro y diría casi a ciegas. Primó la buena voluntad y una intuición favorable superando al recelo generado por los temas que abordábamos en el foro de Panorama Internacional del diario. No importó en ningún momento las diferencias de edades, ni las realidades económicas personales, todo lo superó sin proponérnoslo el sentido común con una buena dosis de interés societario.

000, es un argentino que hace bastante tiempo trabaja en Italia y que se desplaza por el viejo continente con bastante asiduidad. Desde allí, internet mediante, lanzó una propuesta de encuentro asado mediante. Ocho meses después, sumándole 350 kilómetros, en micro, para llegar a nuestro pago chico, nos regalamos un buen asado con la presencia de mi familia al medio día, un poco de turismo por la tarde, desplazándonos con mi viejo falcon 68 y por la noche, contando con la compañía de mi buen amigo Brut-Natur, unas buenas cervezas artesanales estiraron la plática hasta la hora exacta de la vuelta de 000 a la capital. Nos regalamos casi sin darnos cuenta los beneficios de un poco de cultura Slow.

No es este el verdadero resultado de este encuentro-coincidencia facilitado por la herramienta cibernética; tres personas reunidas pueden no significar tanto, en la lista hay gente que por diversos motivos no ha podido asistir y que sin temor a equivocarme puedo señalar como amistades.

Es el caso de Rosario-JC, Agrónomo, Miguel2, Brut Natur y carlflores entre otros.

Este año volveremos a repetir la experiencia con el deseo íntimo de reunirlos a todos y al que quiera sumarse a esta propuesta. Será en octubre próximo y la fecha que resulte será seguramente un ¡Feriado Nacional!


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias, hector!!! Las cosas hay que hacerlas... Es siempre mucho mejor comentar algo hecho que algo que uno hubiera querido hacer! Tomar la decision de visitarte en Tandil no me costo ningun esfuerzo. No tenia nada que perder y, como quedo demostrado, todo por ganar. Espero que estos encuentros terminen transformandose en una buena costumbre. Te mando un abrazo a vos y un saludo enorme a tu banda! En octubre la seguimos!!!
000 (Ale)

Anónimo dijo...

Muy bueno, y por supuesto que coincido con tus apreciaciones!

La cosa es que el mundo evoluciona, las circunstancias cambian y la tecnología avanza, pero como seres humanos seguimos enfrentando los mismos problemas de siempre: como comunicarnos con la persona que tenemos delante, como llegar a crear una buena amistad aunque en la práctica los puntos en común sean pocos. Incluso, como llegar a desarrollar una relación amistosa y positiva aunque uno este en desacuerdo con mucho de lo que la otra persona piensa.-

Tambien me gusto la diferencia que señalas entre educación e instrucción. En la era actual estamos tan aplastados por la información que recibimos, que perdemos de vista el tratar de elaborarla, de entenderla. Un Griego “culto” de hace 2.500 años por ahi tenía tres o cuatro libros y los leía, los estudiaba, los analizaba y los meditaba toda su vida. A lo mejor al cabo de veinte o treinta años el hombre sacaba alguna conclusión importante, demostraba que el autor de esos libros estaba acertado o equivocado.-

En cambio ahora... Si Pitágoras viniera a mi casa y viera la cantidad de libros que tengo muy probablemente me trataría de “Maestro”, sin embargo yo no he tenido ni un pensamiento original en toda mi vida, de todo lo que he leído no he sacado ninguna conclusión que cambie la forma de ver el Unierso, mientras que él si!

OK, ahí va la Doctrina JC: Hace 100 años la gente creía que la Política, la Democracia y la Ciencia iban a crear un mundo mejor donde todos ibamos a ser felices. La Política nos dio el Gulag y Auswich, la Democracia nos dio a Hitler y Mussolini, y la Ciencia nos dio Hiroshima y Nagasaki, mira vos que bien! Personalmente he perdido la fe en las grandes palabras, las Palabras Con Mayúsculas, y pienso que estamos un poco como el ganado en medio de una tormenta de nieve, las pobres vacas tienen que apretarse unas contra otras para darse un poco de calorcito.-

Por eso es que lo que vos decís ES importante, no importa como nos encontramos, no importa si creemos en las mismas cosas, si estamos de acuerdo en esto o en aquello o no. Lo que importa es que nos llevamos bien, que entre nosotros hay una buena comunicación, que podemos ayudarnos un poco a enfrentar lo que nos rodea.-

Nos vemos el día menos pensado!

Saludos desde Rosario

JC