jueves, 24 de diciembre de 2009

Oasis y Valles

Reflexiones para esta Navidad


La sociedad en general no está bien y los culpables no están lejos. No hace falta más que mirarnos en el espejo, ahí nos estaremos viendo; no seremos los culpables de todo, pero muchísimas veces traicionamos nuestras convicciones, nos dolamos y pasamos a ser cómplices de las desviaciones.


Muchas sociedades se han estancado y hasta algunas han retrocedido. La nuestra no escapa a estas tendencias; hacemos o convertimos en tierra estéril lo que tendría que ser un vergel en muchísimos sentidos de nuestras vidas.


En esta vía se me revela Internet, como la “gran ciudad”…un desierto. Dicho así parecería que fuera un absurdo, pero la mayoría de las veces se me muestran como inmensidades estériles y sin sentido, imposibilitadas de poder crear o construir algo, es más creo que no hay preocupación por crear algo y en el mejor de los casos creo que hay mucha omisión por falta de educación que ayude a discernir.




Por esta existencia, acompañando a los buenos momentos, habremos experimentado en otros, soledad, impotencia, dudas, miedos, etc.; nos salimos de nuestro centro y no vemos ni entendemos nada de lo que hay a nuestro alrededor.
En esas situaciones aparecerá seguramente una muestra de lo que supimos construir. Quizá en esos instantes no lo podamos apreciar pero cada “mano tendida” es y será un fiel reflejo de nuestro proceder anterior. Si nuestra entidad logra reconocer esos momentos estaremos en condiciones de entender la esencia del sentido profundo de la vida.
Estoy completamente convencido que es así. Hay convicciones que se atesoran, que uno no abandona nunca y más aún cuando se han mostrado como condiciones que ayudan a vivir conscientemente.
Creo que no estoy equivocado cuando me defino un “partisano” de ideas o de pensamiento. No me gusta, o mejor dicho, me sale naturalmente resistirme ante casi cualquier cosa que se me muestre, noticias, escritos, discursos, modas, etc., etc., etc.. No escapan a este rechazo, instituciones y dirigentes (de cualquier origen), de dentro o de fuera, propios o impropios.
Practicar el ejercicio de discernir pensando en el otro, en el de al lado. Solamente a partir de ese punto podremos llegar a construir algo comunitariamente. Es a partir de ese ejercicio que podremos identificar y hacer frente a esta conducta globalizada, autista, vacía, mostrándose como desiertos.
Para transitar por ese “arenal” necesitaremos continuamente identificar Oasis y Valles que nos ayuden a recargar la energía y el espíritu encargados de mantenernos en el camino.




El primer oasis está en nosotros, en nuestras convicciones y a partir de ahí, en nuestra búsqueda los demás comenzarán a mostrarse con diferentes denominaciones, familia, amigos y gente común.
La familia hay que construirla, me animo a decir que es más difícil que con los amigos y alrededor, o mejor dicho en el derrotero, toda la gente común, que no es familia y que no es amigo, pero que está en la misma sintonía; construir una sociedad creíble.
La tecnología nos ha dado Internet, una herramienta poderosísima de comunicación e información. Es como la “gran ciudad”, un desierto con muchos oasis en los que mucha gente se pone a resguardo de las tormentas de arena tratando de mantener viva la llama de la vida.








Internet me ha sumado a la familia y amigos, gente a la que le conozco las caras y a otras que no. No importa, se que es lo mismo, estoy convencido de haber identificado correctamente.











Alejandro
John y Norma su esposa
Miguel
Nelly
Mirta
Marcos
Claudia
Ángel Corbalán
Y toda la demás gente común que me ha ayudado a mostrarse como un oasis en todo este año.


Voy, en esta NAVIDAD, a robar unos nombres y un arbolito para compartir con todos ustedes, voy a desear Feliz Navidad “robando”.


Voy desear feliz Navidad con una propuesta.


Les “PROPONGO” junto a toda la gente “COMÚN” que encuentren en sus vidas, tratar de juntar los “OASIS” para construir un “VALLE”, un gran valle que nos ayude a vivir en paz y libertad.







¡FELIZ NAVIDAD! Familia
¡FELIZ NAVIDAD! Amigos
¡FELIZ NAVIDAD! Gente común
¡FELIZ NAVIDAD! A todos






[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Paz[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Unión[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Alegrías[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Esperanzas[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Amor. Suceso[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Realizaciones[clip_image001[61].gif]Luz[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Respeto[clip_image001[61].gif]Armonía[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Salud     [clip_image001[61].gif] Solidaridad[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Felicidad[clip_image001[61].gif][clip_image001[61].gif] Humildad[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Confraternización[clip_image001[61].gif][clip_image001[61].gif]Pureza[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Amistad [clip_image001[61].gif]Sabiduría [clip_image001[61].gif]Perdón[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Igualdad[clip_image001[61].gif]Libertad.      Buena suerte[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Sinceridad [clip_image001[61].gif]Estima.[clip_image001[61].gif]Fraternidad[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Equilibrio[clip_image001[61].gif]Dignidad[clip_image001[61].gif][clip_image001[61].gif]Benevolencia[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Fe[clip_image001[61].gif]Bondad.    Paciencia.[clip_image001[61].gif] Gratitud[clip_image001[61].gif]
Fuerza[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]Tenacidad[clip_image001[61].gif]Prosperidad[clip_image001[61].gif]Reconocimiento[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[53][2].gif][clip_image003[3].gif][clip_image004[3].gif]
[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]
[clip_image001[61].gif]
Construir la otra mitad "del arbolito" será responsabilidad de cada uno de nosotros







4 comentarios:

Marcos Di Fazio dijo...

Gran reflexión Hector. Deseo que la paz y la felicidad invadan tu entorno!!!.
Siempre que visitamos tu casa sentimos eso mismo, paz y felicidad. Es un oasis que nos ayuda a cargar nuestras pilas para avanzar un trecho mas.
Muchas Felicidades!!!!

000 dijo...

Gracias Hector! Un abrazo grande a vos y a toda tu "banda"!!! Nos vemos en el 2010!

Común dijo...

Hola!!!!!!

Como nos tienes acostumbrado, una gran refección que nos hace pensar……..

Felices fiestas!!!!!!!!!

Y un abrazo de oso.

k_nelita dijo...

Gracias Héctor, muy buena reflexión y me parece muy bien que te hayas "robado" el nombre de mi blog para hacer o escribir algo tan bonito!
Espero que estas fiestas sean para vos también un oasis de paz y amor al igual que para todos.
Que lo pases muy lindo y Muchas Felicidades!!