domingo, 13 de enero de 2008

Otro año más

Navidad y Año Nuevo, dos fechas que no debieran encontrarnos eufóricos ni apáticos. Dos conmemoraciones que nos ofrecen su tiempo para encontrarse y encontrarnos, seguramente con muchos amigos y familia a la distancia, pero con igual intensidad.

Seguramente no todas las que viviremos serán lo felices que quisiéramos, pero seguramente el ejercicio de separar lo mediático y ofrecerse a los suyos, nos harán sobrellevar hasta los momentos más difíciles.

Serán con seguridad también cada una con su mística, Navidad y Año Nuevo, un momento propicio, para reflexionar sobre nuestro camino y nuestras responsabilidades en vista a lo que pasó y lo que vendrá.

Nos entregan también momentos…minutos como estos,







































Y estas fechas nos dirán… no te olvides ni nos extrañes, ¡nos veremos dentro de un año! ¡cuídate mucho!



1 comentario:

Anónimo dijo...

Que envidia, Hector! Malbec al acecho...
Ale (000)

Me gusta pasar a pispear tu blog cada 2x3...