sábado, 22 de noviembre de 2008

Tan fácil y tan difícil

Siempre que trato de compartir algo "al aire", lo hago pensando en las premisas que explican el ser de este blog debajo del título. No hago ningún esfuerzo, pues estoy convencido de que la vida nos regala todo el día, y la responsabilidad de vivirla es casi exclusivamente (la excepción confirma la regla)… personal.

¿Alguien puede explicar lo que es la amistad?

Podíamos escribir "biblias "sobre el tema, pero seguramente el que la siente y la vive no necesita que le recuerden nada, es como decir que todo lo que estoy escribiendo está demás.

Aunque también estoy convencido de esto, hoy me animo a expresar algunas cosas. Siento que si no lo manifiesto me estoy traicionando.

¿Cuánto valen los buenos momentos? ¿Con qué podemos pagarlos?

Esta pequeña historia, de AMIGOS, que nació a partir de la participación en el foro de LNOL, va consiguiendo este resultado, que va más allá de las edades, de los orígenes, de las ocupaciones personales y de las realidades económicas. Podría asegurar que es como si nos conociéramos de siempre.

El punto de contacto comenzó el año pasado, en octubre (las vacaciones de Alejandro), que trabaja en Italia con un encuentro a ciegas en mi pueblo grande y asado en familia por medio. Fue un inicio con contactos aislados que en un año dio sus frutos y hoy en la mesa de reunión ya puedo asegurar que somos cinco. Seguramente el año que viene seremos más.

Alejandro, John, Miguel, Alberto; estirar las sobremesas, compartir vivencias; todo suma y sirve para "cargar pilas" para sobrellevar el compromiso social de todos los días, es decir crecer un poquito más cada momento.

Somos de acá y de allá, miles de quilómetros no son obstáculo.

Todo se puede, y es tan sencillo que se me hace muy fácil de practicar y muy, muy difícil de explicar.