domingo, 8 de marzo de 2015

Volver a escribir

Hace bastante tiempo que no escribo; para mi gusto… demasiado.
En mi caso cuando comencé este blog, era parte de un deseo que me iba a ayudar a completar el dicho, “plantar un árbol (varios), tener un hijo (cinco), escribir un libro.
Hasta ese momento (el de sentir la necesidad de moldear un libro), no había escrito asiduamente, pero cuando lo hacía en cartas, petitorios, opiniones dirigidas, etc., siempre concluía en un ida y vuelta interesante y eso me animó a comenzar este esbozo. Comenzar a escribir en el blog, para que al tiempo compilando lo escrito, quizá se pueda armar algo parecido a un libro.
A la hora de elegir un posible título para el pretendido libro, podría haber sido un problema elegir la temática de fondo, que fuera el eje del mismo; pero eso no sucedió, se mostró sola, e inclusive cumplía con la premisa esencial  que es la condición de que lo vertido en él, “tiene que ser beneficioso para la gente”.
Mis escritos no van a ser científicos, ni filosóficos, ni religiosos; casi la mayoría serán vivencias y apreciaciones personales, que conociéndome, todo tendrá la intención de tratar de denunciar y desenmascarar a la Estupidez Humana y a los responsables de provocarla y que muchas veces es ejercida y acompañada desde la omisión, la comodidad y las costumbres culturales. Sinceramente creo que va a ayudar.
Una de las cosas que descubrí  al comenzar a escribir, es que al hacerlo, se me iban mostrando y ordenando ideas, como así también a descubrir situaciones de vida y todos sus posibles… ¿por qué?
Si bien es cierto que para escribir algo conscientemente hay que disponer de tiempo y tranquilidad sin robárselo a las cosas que fundamentan el curso de la vida personal (familia-trabajo), habría que hacerse un tiempito para anotar en borrador cuando aparece alguna idea-vivencia, en cualquier momento. Esos pequeños recordatorios ayudan y mucho, no lo duden.
Visualizar en los escritos experiencias funciona como si uno fuera psicólogo de uno mismo y esa es la única terapia que acepto. La otra, la del consultorio, por lo que veo, no cura y crea dependencia.
Hoy estoy tratando de aprovechar una oportunidad de tiempo y extrema tranquilidad, que dispongo dentro de mis tareas diarias. Dispongo de un entorno de naturaleza y quietud impensadas incluyendo una buena cantidad de horas de ocio.
En un escrito anterior dentro del blog, digo que para mí, la suerte, en la mayoría de los casos, es una mezcla de oportunidad y conocimiento; este es un caso.
El ocio es creador y hoy me encuentro con un proyecto productivo casi terminado en su etapa de estudio y factibilidad, más una tarea de desempolvar cortos escritos y borradores, en los que se perciben claramente que el motivo principal de este extenso impas de escritura (un poco más de cuatro años)  fue generado por estar inmerso en un ambiente laboral de altísima insalubridad psicológica y que habiendo superado esa situación, se me ha reactivado la necesidad y el deseo de volver a escribir. 

3 comentarios:

mirta miguel dijo...

Hola, veo que empesastes a escribir, al igual que yo, jijiji, hice una entrada de Tandíl, ¡como estas??. Un abrazo de oso.

mirta miguel dijo...

Hola, no salio el otro comentario, jijiji te deseo todo lo mejor, estuve en Tandil, hace unos meses y hice una entrada del nuevo cristo. Un abrazo de oso, (todavia tengo tu regalo de los osos abrazandoce)

il Franchese dijo...

Hola Mirta, revisando mails vi tus comentarios. Gracias y devoluciones de abrazos. Voy a pasar por tu página.