lunes, 30 de junio de 2008

Ocupado

Estaba desde hace tiempo buscando alguna frase que definiera lo que he sentido en relación a nuestro(s) gobierno(s), o para explicarlo de otra manera, lo que me han venido transmitiendo nuestros políticos, desde que tengo uso de razón, como también desde lo que me ha revelado mi padre y los maestros de mi escuela.

Creo tener la ventaja de haber intuido vivir, sin fanatismos ni ídolos. Creo tener la ventaja de haber comprendido la libertad que se siente vivir sin esas ataduras que nos condicionan y alienan, como también creo no tuve que hacer mucho esfuerzo para comprenderlo, porque mis padres nos criaron alejados de todo “ismo” lo cual se completó en la figura de mi compañera de vida, que había recibido lo mismo de los suyos.

Revisando algunos escritos me encuentro con la sencilla palabra del título y comencé a figurarme algunas aproximaciones o analogías. Ocupados…ocupas, okupas. Baño ocupado, asiento ocupado, taxi ocupado, teléfono ocupado, cochera ocupada, consultorio ocupado, etc., etc., etc.

Aunque viéndolo desde otro punto de vista, uno podría decir que estar ocupado puede significar una acción productiva (un hombre ocupado en su trabajo) o también afirmar que una mente ocupada es de por si fructífera, en el caso de nuestros gobiernos no es aplicable, porque siempre venció la inanición y los pocos comprometidos, nunca pudieron contra los muchos condicionados y alienados por el ideologismo, el revanchismo, el amiguismo, el individualismo y el servilismo.

Derivaciones que uno continuamente observa apoyados en esos “ismos” son las ideologías ocupadas, la justicia ocupada, la educación ocupada, los ministerios ocupados, los gabinetes ocupados, las municipalidades ocupadas, que no han logrado instaurar ni una sola política de estado, es más, si hubo un atisbo de alguna, la ocupación ha logrado destruirla. Pareciera que cuando el pueblo se expresa por alguna necesidad, se oyera una y otra vez la misma grabación “espere su turno, no ve que estoy ocupado”.

Lo más nefasto es ver a un gobierno continuamente ocupado, inútil para el pueblo, que resulta en una democracia-okupada, esta vez con “k”, y aunque no lo parezca, esta no es una analogía, es una muestra actual de lo que siempre nos pasó: gobiernos ocupados por los okupas de turno.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola como estas, espero que bien..
Dicen por ahí que mientras más páginas de promoción a tu blog tengas, mas personas lo visitan. Por eso te invito a que te unas a dos redes blogueras totalmente Gratis. No generamos ningún tipo de ingreso por la unión de blogueros. Estamos promocionando estas redes, con el propósito de unir nuestros conocimientos y sobre todo por que nos gusta compartir textos en espacios gratuitos como son los blogs.

http://blogueando.ning.com/

UNETE SON GRATIS …. Riega la Voz