sábado, 7 de junio de 2008

Presos

Vivimos negando que existe en cada uno de nosotros una colosal posibilidad, la posibilidad de ser dueños de nuestras vidas y que cuando más nos aproximamos a esa posibilidad más palpamos y comprendemos lo que significa disfrutar de una buena dosis de libertad.

No comprendemos que tratar de vivir centrados, vivir en equilibrio no representa ningún acartonamiento, ni ser ascético, ni tampoco vivir “la vida loca”, no vemos que en esas premisas no se sostiene ninguna señal de libertad.

Como esto es aplicable en todos y cada uno de los órdenes dela vida, también es por eso, que son temas que obviamos considerar. Nos resulta apesadumbrado descubrir, que son caminos, que nos reclaman compromisos con los demás y por sobre todo con nosotros mismos.

Ser auténticos dentro de nuestra naturaleza y de nuestra humanidad es el pretendido fin de nuestra existencia. Es el único camino que nos desata de temores, esos temores que si buscamos, encontraremos dentro de todos los cuentos y condicionamientos adornados, de mil formas distintas, por nuestros desvaríos de turno. Adornos (propagandas-moda) que usamos para presentárnoslos lógicos, para que los aceptemos y vivamos inconscientes dentro de todo tipo de mentiras.

Conscientes e inconscientes, hay millones de ataduras, y sólo estará en nuestro ejercicio y poder de discernimiento, descubrir el camino con menos y más ligeras de ellas. Para decirlo más gráficamente, deberíamos preguntarnos y contestarnos en que estado está nuestra vida: en qué aspectos está, en libertad condicional y en cuales completamente presa.

No importa la condición, ni el confort, ni la “cuna”, ni el trabajo, ni la fortuna; importa la cantidad y el tenor de los condicionamientos.

A mayor libertad (menos ataduras) más cerca de las vivencias felices estaremos y mejor calidad de vida experimentaremos. No mentirnos será el primer paso para evitar vivir presos. Debemos buscar constantemente la verdad; solamente “lo verdadero nos pondrá en estado de descubrir un camino de libertad”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hector, muy buen tema! Pero, porque soy un hincha pelotas y no porque haga falta, me atrevo a agregar algo. Para mi, y digo para mi no por egoismo sino porque no me gustaria hacer complice a nadie de alguna barrabasada, la libertad va de la mano de la ignorancia. Es decir que mientras menos conocimientos se tengan, de mas libertad se goza. Los mayores movimientos “libertadores” en el mundo nacen de la emulacion de lo que habian alcanzado otros, es decir que se inspiran en el conocimiento. De la misma manera, el sentimento de “falta de libertad” nace simultaneamente con la adquisicion del conocimiento de como se hace en otro lado o de como se podria hacer distintamente. Trato de aclarar, si uno no es capaz de imaginar o de no ver como las cosas “podrian ser de otra manera” no se sentira limitado en su libertad. Por lo tanto, y aunque parezca ironico y una barbaridad, los unicos enemigos de la libertad son la inteligencia y la imaginacion. Pero a su vez, ese sntimiento de “falta de libertad” es el motor primordial de la evolucion cultural. El saberse limitado es lo que estimala la creatividad.No soy capaz de imaginarme a nadie mas libre que un loco, aunque este encerrado en una clinica…
Alejandro (000)